tentaculo derecho
Anuncio importante: Subcultura cierra el 31 de enero. Más info aquí.

La Compañia de La Cabra Loca

Reparto

Dioses.

Muchacaal

Muchacaal era una diosa menor para los Elfos. Sus esferas de influencia eran la curación y la justicia. Tras el abandono de Nuriandelle, diosa del amor y madre de los elfos Muchacaal se convirtió en la diosa matrona del Imperio Sindariel.

Al despertar y adoptar la personalidad de Muchacaal esta reunió a todos los dioses involucrados en la Guerra del Advenimiento y los obligó a marcharse a sus respectivos reinos acabando así con la guerra.

Cita: Ya está bien de tanta tontería, tanta guerra, tanta leches en vinagre, ¡esto acaba aquí y ahora!....

Adonai.

En los tiempos antes del despertar de los dioses verdaderos la de Adonai era la religión mas influyente de la humanidad. Nacida en Ramn se expandió hacia el oeste y creció poderosa en Dalma.

La corrupta Iglesia de Adonai provocó la Guerra de los Justos contra las seguidoras de Isthar, la primera de las diosas en despertar.

Al final de la guerra se enfrentaron la Papisa Gail de Isthar y el Papa Petrus I quedando este ultimo gravemente herido de por vida.

A Petrus I le sucedió el Papa Johan el cual entro en contacto con Baal cuyo liderazgo provocó la Guerra del Advenimiento.

La compañia de La Cabra Loca.

Eric Cromwell, "Capi"

Nacido en Dalma de padre Krellita Eric creció en los años anteriores al Advenimiento hasta convertirse en miembro de la guardia de la ciudad.

A pesar de ser su ciudad natal la capital de la religión mas influyente de la zona, la Iglesia de Adonai, Eric desarrolló una actitud escéptica hacia los dioses y su existencia.

A los 40 años es alistado para combatir en la guerra de expansión de Dalma. Guiados por el dios Baal, la ciudad estado comienza a invadir a los reinos vecinos lo que provoca dos años de enfrentamiento con Gwendalie Krell, Dariopolis, Ragnar, Ramn y el Imperio Sindariel todos capitaneados por sus dioses: Dagda, Isthar, Tyr y Thanos entre otros.

Ante la revelación de la existencia de los dioses Eric convierte su ateísmo en una especie de respetuosa indiferencia. En los días finales a la guerra, sabiendo que está luchando en el bando perdedor
y equivocado decide desertar y dedicarse a plantar lechugas.

Años más tarde Capi fue el precursor de reunir el grupo que hoy conocemos como La Compañía de la Cabra Loca.

Cita: No será hoy el día que un dios se interponga entre un trabajo y yo.

Conner de los Lobos Blancos

Los hombres del Norte eran un grupo de tribus que antaño habitaban lo que en la actualidad es el Reino de Gwendalie Krell. Con el auge de los Krellitas los Hombres del Norte fueron expulsados y obligados a vivir de forma nómada.

Aproximadamente 100 años antes de la Guerra del Advenimiento un caudillo de los Lobos Blancos unió a las demás tribus (a la sazón Lobos Blancos, Furias Rojas, Visones, Espíritus de los Osos, y Linces) y marcharon hacía Gwendalie Krell reclamando sus tierras, lo que desembocó en la masacre de Wounded Nose y el comienzo del declive de los Hombres del Norte que al empezar la Guerra del Advenimiento subsistían en una pequeña reserva.

Alentados por Baal, Dalma comenzó una guerra de expansión al invadir las tierras de Gwendalie Krell. El primer asentamiento humano que encontró fue la reserva de los Hombres del Norte que al ser considerados de poca importancia fueron invitados a abandonar las tierras de la reserva o a ser aniquilados por el ejercito.

Así Conner y el resto de Hombres del Norte iniciaron el éxodo hacia
Ragnar (donde habitaban otros bárbaros). Durante el largo camino fueron diezmados por las enfermedades, el hambre y el duro clima del invierno. Apenas una veintena de ellos llego a Riegroc, capital de Ragnar y se calcula que 20 años después de su éxodo el numero de Bárbaros del Norte que habitan la ciudad no excede la treintena, aunque es normal ver jóvenes recorriendo el continente en busca de aventura .

Conner sobrevivió al éxodo y junto a Winniethar creció en las calles de Riegroc. Al alcanzar la mayoría de edad ambos volvieron al sur con el objetivo compartido de restaurar la antigua gloria de los Hombres del Norte. Tras varías aventuras y debido a diferencias insalvables entre ellos (el carácter indómito de ambos y su juventud entre otras cosas) se separaron. Conner lleva 10 años sin ver a su novia.

Cita: ¡Oh, (posiblemente) Korn, dios de la guerra! ¡Concedeme la victoria en esta batalla o... o tu y yo tendremos unas palabritas!


Kira Daoine

La clériga del grupo. Malhumorada, altiva. Una clériga poco convencional.

Huerfana desde recién nacida, las sacerdotisas de Muchacaal se encargarón de su educación y bienestar. Durante la Guerra del Advenimiento unos nobles del palacio del Imperio Sindariel (el imperio Elfico) se la llevaron por motivos aun misteriosos. No se sabe como fueron sus dias en palacio pero Kira sobrevivió para ser ordenada Sacerdotisa menor de Muchacaal.

Cita: ¡P**tos dioses!... ¿Qué pasa? La blasfemia forma parte de mi religión.

Meggan Longstride

Meggan Longstride fue una niña Halfling demasiado alta para su edad y raza. Por eso sus padres no les importo demasiado separarse de ella cuando la escuela de magia Rumbledoor se intereso por ella.

Aunque torpe y despistada pronto destacó en la escuela de magia tanto por sus dotes como por su tendencia a meterse en lios.

Misteriosamente consiguió leer un libro de alta magia el cual le dejó parcialmente ciega e incapaz de estudiar hechizos con normalidad. A pesar de ello Meggan tiene el potencial de ser una de las magas mas poderosas del mundo.

Cita: Yo tenía un familiar... ¿un Murcíelago?, ¿un loro quizá?

Aldous

Semielfo. Pícaro. Bravucón, algo fantasma y con tendencia a actuar por su cuenta.

Al inicio de la Guerra del Advenimiento Aldous y su madre Allura Talaskiram fueron perseguidos por haber violado la ley de pureza de sangre elfica que prohibe la mezcla con otras razas. Aldous vió como su madre moría sacrificándose para salvarle la vida.

Fue criado en la posada "La Vieja Molly" en la frontera entre El Imperio Sindariel y el Reino de Gwendalie Krell. Ahi le enseñaron a ocultarse a simple vista mediante las artes del latrocinio y el subterfugio.

Cita: Huye, corre por tu vida.